Cancer de mama, ¿cómo prevenir el riesgo?

El cáncer de mama afecta a una de cada ocho mujeres durante su vida. Nadie sabe por qué algunas mujeres desarrollan cáncer de mama, pero existen varios factores de riesgo. Los factores que no se pueden cambiar incluyen:

  • Edad: El riesgo aumenta a medida que envejeces
  • Genes: Dos genes, BRCA1 y BRCA2, aumentan en gran medida el riesgo. Las mujeres que tienen antecedentes familiares de cáncer de mama o de ovario pueden desear hacerse el examen genético
  • Factores personales: Comenzar la menstruación antes de los 12 años o la menopausia después de los 55

La mujer debe aprender a conocer bien su cuerpo y así poder detectar cualquier signo de alarma. Los especialistas recomiendan a todas las mujeres mayores de 20 años que se realicen la autoexploración mamaria cada mes.

Después de los 25 años, lo mejor es que un especialista explore tus mamas anualmente. Y a partir de los 40 años de edad, es conveniente que se someta periódicamente a una mamografía.
 
Actualmente, se han encontrado mayor incidencia de cáncer de mama en mujeres en los 30´s y más jóvenes, por lo que la recomendación hoy es, hacer la mamografía antes de los 40 años.
 
Hablemos entonces sobre la prevención del cáncer de mama. El Instituto Nacional del cáncer anunció recientemente que habrá un 50 por ciento de aumento en el riesgo de nuevos casos de cáncer de mama para el año 2030.  ¡No es de extrañar que estemos tan preocupadas y asustadas! El cáncer de mama — especialmente el tipo de cáncer de mama impulsado por hormonas que está relacionado con lo que comes y bebes — está en aumento. 
 
Gracias a Dios, podemos hacer muchas cosas para prevenirlo, aquí te dejo algunas:
 
1. El primero y más importante: Hazte un ultrasonido y termografía. La termografía utiliza cámaras especiales sensibles al infrarrojo para registrar digitalmente imágenes de las variaciones en la temperatura superficial del cuerpo humano. Es básicamente una cámara de visión nocturna especializada que se utiliza para grabar imágenes de los patrones de calor de la mama. Las imágenes grabadas se denominan termogramas.
La termografía es una técnica de cribado de cáncer de mama sin igual (detección de enfermedades), segura y no invasiva que puede detectar signos de cáncer hasta diez años antes de lo posible usando mamografía. La termografía mamaria es aprobada por la Secretaría de Salud para la evaluación del riesgo de cáncer de mama. El examen toma sólo unos minutos, y no hay contacto o compresión de la mama en absoluto.
2. Revisa tus niveles de estrógenos. Especialmente el metabolismo del estrógeno. Esto es una medida de cómo tu estás metabolizando el estrógeno. ¿Estás produciendo más de los buenos estrógenos protectores o más de los malos que aumentan el riesgo de un diagnóstico de cáncer de mama? La clave es evitar que el estrógeno haga una voltereta hacia atrás en el cuerpo causando estragos. Hay buena ciencia para apoyar el metabolismo de los estrógenos como un marcador clave del  riesgo de cáncer de mama, ya que hay una escasez de marcadores para las sobrevivientes de cáncer de mama (y sus parientes femeninos) a seguir, este es uno de los buenos para medir periódicamente. Si tuviera un diagnóstico de cáncer de mama, lo revisaría cada 3 a 6 meses.
3. Cambia de hábitos. Mi protocolo y detox hormonal te pueden ser de gran ayuda, ya que está diseñado para solucionar desbalances hormonales, pero también para prevenir enfermedades, como el cáncer de mama al quitar comida como: carne, azúcar, lácteos, soya, etc.
4.. Revisa tu azúcar en sangre. ¿Cómo está tu insulina y azúcar en la sangre? La glucosa alta en sangre alimenta las células cancerosas. Elimina todo lo blanco: harinas blancas, azúcar blanca y refinada. Mejor usa stevia (la verde o en gotas), xylitol, jarabe de agave, y harinas vegetales como almendras o avena.
5. Come tus verduras: mínimo 1 libra al día dividida entre comidas (Esto es, como 373 gramos al día). Estos antioxidantes están previniendo la mutación. 
6. Revisa como está tu Vitamina D. Basado en estudios observacionales, recomiendo un nivel de 52-90.
7. En todas mis conferencias, programas y talleres, hablo de la inflamación. Reduce la inflamación. Espolvorea cúrcuma en tus comidas, la cúrcuma es el más potente antiinflamatorio del mundo.
8. Cuida tus adrenales. Son unas glándulas que están situadas arriba de los riñones y son las encargadas de producir cortisol y adrenalina, entre otras hormonas. El cortisol es la hormona del estrés. Respira, cálmate, escribe en tu diario. medita, haz yoga, ve a darte un masaje, haz Tai Chi, lo que sea necesario. El cortisol alto o bajo es un ambiente favorable para el cáncer y aumenta el riesgo de mortalidad por cáncer de mama.
 
Espero que estos consejos te sirvan, no esperes a que te diagnostiquen cáncer de mama para cuidarte y hacer cambios radicales. Actúa ahora. Como Health Coach con 5 años de estudio y 4 años en Salud Hormonal, como investigador en prevención del cáncer de mama y salud hormonal, creo que el mejor antídoto y la mejor prevención es el Conocimiento, la Autoexploración, LOS VERDES y el manejo de las emociones.
 
Con salud y cariño,
 
Vero V.
 
Referencias:
 
 
 

Leave a reply

Espera un segundo...

Suscríbete a mi newsletter

¿Quieres recibir contenido adicional? Déjame tu correo y estaremos en contacto