Uno de los elementos más difíciles de vivir con una enfermedad crónica es la capacidad de transmitir a otros lo que la vida es realmente.

La dificultad de empatía es que el mundo exterior puede ver mi vida NORMAL, completa y vibrante. En muchos sentidos LO ES. Pero las diferencias son los puntos invisibles, las otras partes de la realidad que se ocultan detrás de puertas cerradas. Estas secciones feas de la realidad se guardan para mí y mi familia, que dan cada paso conmigo. Y por supuesto ahora con ustedes.

La experiencia de cada persona de una condición puede ser muy diferente donde una mujer puede tener endometriosis o SOP (síndrome de ovario poliquístico) o ambas, pero ser capaz de funcionar normalmente, otra se desmorona completamente y no puede funcionar. La comparación con otros puede ser tan perjudicial y tan vacía.

En octubre de 2013, antes de irme de vacaciones, tuve una experiencia muy buena, terminé de crear mi nuevo proyecto, se llenó mi agenda, acudí a un programa de televisión, salí de vacaciones, ¿ven? Todo perfecto, ¿no?

La realidad fue:
Dolor e inflamación insoportable, , fatiga, dolor de cabeza, sueño, se me adelantó la regla y fue justo el día que fui al programa de tele (si ustedes me leen seguido y conocen mi historia, sabrán que el haberme bajado fue FATAL ya que tenía hemorragias y dolor incapacitante los días de mi regla), pero yo feliz porque en mi viaje no iba a tener regla, gracias a Dios se me adelantó, pero por qué se le ocurre bajarme justo el día que salgo en la tele? Lloré como Magdalena de dolor y trauma! Nadie lo notó ¿verdad?

La verdad es que me encanta lo que hago y me encantó ir al programa, quiero ayudar a la gente a no sentirse como normalmente nos sentimos y a tratar de eliminar los síntomas o tratar de tener la mejor calidad de vida posible por medio de la alimentación.

¿Ves? La cosa es, quien me ve hacia fuera y alrededor en mi vida diaria sólo ve una parte; el resto de mi está bajo un edredón, en lágrimas.

Vivir en un cuerpo enfermo te duele la mente, el cuerpo y el alma, y mi tristeza por no vivir la vida activa que quiero me carcome todos los días.

Me parece tan difícil cuando la gente dice que están demasiado cansados o tienen dolor y “tienen que vivir con él”. Mi dolor y fatiga es tan extrema, es tan difícil de describir que el aislamiento de ser incapaz de compartir es vigente. Además, es mío, nadie puede compartir conmigo o quitármela. Está conmigo. Como un infierno personal constante.

Sé que muchas de ustedes, comprenderán las brechas entre las que caemos – esos espacios invisibles en que la vida existe, como sin duda no se vive más.
Ahí nadie puede hacer nada y nadie puede decir nada, que se suma a la soledad de la enfermedad. Cada día es otro campo de batalla, otras 24 horas para tratar de sobrevivir. Porque ¿qué otra cosa existe?

En mi actualidad vivo un estilo de vida 85-90% saludable y un 10% no tan saludable. Estoy muy controlada y ya no he producido quistes, aunque pueden aparecer en cualquier momento si me descuido mucho. Es por eso que cuido mucho lo que como, lo que bebo y en ocasiones soy muy estricta porque no quiero volver al quirófano. Me siento muy bien y tengo mucha energía.

Vivir con #endometriosis y #sop no es nada fácil y es muy doloroso, efectivamente ser juzgados por otras personas es muy fácil también, una de las cosas que siempre escucho de mis clientes es: “la gente no me cree y me dice que soy una exagerada”. Si, a mí también me lo dijeron mucho y a la fecha me sigue doliendo y enojando que digan que un dolor de endometriosis es exagerado. De verdad CREANME, tener endometriosis y SOP no es una mentira, el dolor no es exagerado y no es un mito. La endometriosis existe y es muy dolorosa (Más de 200 millones de mujeres en el mundo no pueden estar mintiendo o exagerando, ¿o si?). 

Lo que si es una realidad es que si se puede controlar. Llevar una alimentación personalizada y enfocada a la endometriosis y al SOP, cambiar tu estilo de vida, ayuda en un 80% (tal vez más) para que mejore tu calidad de vida.

Este lunes 30 de enero estaré dando mi protocolo online llamado “No es Fuerza de Voluntad, son tus Hormonas” que te puede ayudar mucho para empezar con estos cambios y empezar a vivir la vida más relajada y más equilibrada. Puedes ver toda la información aquí: http://verovillalobos.com/tour2017/guadalajara.html

Por favor comparte conmigo tus síntomas y tu sentir con la endometriosis y/o el SOP y comparte este post para que llegue a más mujeres y vean que no están solas. Gracias por estar aquí conmigo siempre.

Con salud y cariño,

Vero Villalobos

Foto de: http://www.20minutos.es/noticia/1823615/0/acidez-estomago/riesgo/cancer-garganta/

6 Comments

  • Ivonne silva

    Hola estoy leyendo tus artículos. Me acaban de detectar quistes ovario poliquisticos, y claro hay un desajuste hormonal. No me ha bajado desde mes y medio y tus articulos son de mucho apoyo.

    • Vero Villalobos

      Hola Ivonne, que gusto me da leerte! Espero dejar un granito de arena en cada una de ustedes con mis conocimientos. No te alejes mucho y espero verte pronto por acá. Por cierto, si te interesa acabo de hacer una guía e-book para síndrome de ovario poliquístico que creo que te puede ayudar a mejorar mucho. La puedes adquirir en mi tienda online: https://verovillalobos.com/tienda/ Seguimos en contacto, gracias! Un abrazo!

  • Ere

    Hola, de casualidad acabo de llegar a tu blog y me ha llegado hasta el fondo, literal todo lo que describes así me siento, algunas veces ya ni tengo ganas de comentar con las personas como me siento porque creo que me juzgan de exagerada o que son pretextos para no hacer actividades, la verdad es que es tan difícil sobrellevar esto y más cuando no tienes el apoyo de nadie. Seguiré leyendo tus consultas y si me interesa recibir información sobre el cambio de alimentación para mejorar un poco esos síntomas que nos derrumban.

    • Veronica Villalobos

      Claro que si, puedes hacer una consulta con alguna de mis nutriólogas/health coaches para llevar una alimentación basada en tu salud hormonal, completamente personalizada.
      Solo necesito saber de dónde eres para poderte asignar con la indicada.

      Espero tus comentarios, saludos

  • Eugenia

    Hola, la verdad es que pasé muchos años de mi vida sintiéndome como lo describiste. Por suerte lograron controlar mi dolor con tratamientos, después de haber pasado 2 veces en 4 años por el quirófano. La verdad que mi vida cambió totalmente, dietas estrictas, actividad física y medicamentos por todo. Hago muchos sacrificios pero todo este esfuerzo vale con tal de no volver a sentirme como antes, ya que mi vida social era terrible. Hoy me siento en paz porque aprendí a convivir desiquilibrios. Muy interesante tu información. Saludos

    • Veronica Villalobos

      Gracias por compartir Eugenia, efectivamente, son muchos sacrificio al principio, viendo los resultados y lo bien que me siento, ya no se siente como sacrificio ni como obligación, mis cambios de hábitos, hacer ejercicio, comer sano, se hicieron parte de mi vida, se convirtieron en un estilo de vida, y me siento muy bien, no me cuesta trabajo. Te invito a que no lo veas como sacrificio, integralo a tu vida con amor y gusto. Te deseo un año lleno de bendiciones y mucha salud.

Leave a reply

Espera un segundo...

Suscríbete a mi newsletter

¿Quieres recibir contenido adicional? Déjame tu correo y estaremos en contacto