¿Cómo saber si tu suelo pélvico está sano?

Tener un suelo pélvico saludable es importante como tener tu cuerpo balanceado y saludable. Pero me he dado cuenta de que la gente, ni siquiera sabe lo que es el piso o suelo pélvico y mucho menos como saber si está saludable o no.
Un doctor puede mirar y ver fácilmente si tu piel “allí abajo” está seca e irritada. ¿Es un color saludable, es un pH sano? ¿Hay descarga o una infección tipo levadura? ¿Cómo es la musculatura vaginal? 

¿Pero no sabes lo que está sucediendo “allá abajo”? ¡Después de todo, es tu cuerpo! Y la salud de tus partes femeninas es tan importante para tu salud y felicidad general. No puedo decirte cuántas clientes vienen a mí diciendo que incluso no pueden salir a correr, o disfrutar de su deporte favorito, ya que están con dolor o necesitan usar una toalla femenina debido a la pérdida urinaria.

A medida que envejecemos nuestras hormonas naturalmente caen y esto tiene un impacto directo en nuestras partes íntimas femeninas.

Como Coach de Salud Hormonal, siempre les digo a mis clientas, incluso a aquellas que no tienen sexo, que necesitan saber lo que está sucediendo con su vagina y en la vulva, especialmente en lo relativo a su salud general pélvica. ¿La razón? Si la vagina y los músculos del piso pélvico no se cuidan continuamente, tienes probabilidades de experimentar síntomas resultantes que van a empeorar con el tiempo como pequeñas fugas de pipí que ocurren cada vez que te ríes, toses, estornudas o corres y puede ser que necesites en el camino, ¡una cirugía! Un aumento en la sequedad vagina y las molestias que conlleva pueden hacerte tímida en lugar de disfrutar de las cosas que siempre te han traído placer y gran felicidad.

Así que toma un espejo y ¡vamos a ver tus partes femeninas!

Debes evaluar tu vulva y área vaginal al igual que deseas quitar ese acné de tu cara. Aprende lo que es normal para ti. ¡Saber qué necesitas y cuando preguntarle a tu doctor! Evalúa si la atención que estás poniendo a tus partes femeninos es la adecuada. Saber lo que causa las irritaciones u otros problemas (¿a lo mejor es tu jabón de uso diario del cuerpo, o tu jabón de lujo para partes femeninas o las burbujas de tu tina?). ¿Tus pliegues son rojos o queman? 

Espera… ¿Qué es un pliegue…?

Bueno, tal vez necesitas entonces, saber en dónde están las cosas en primer lugar.

¿DÓNDE DIABLOS ESTÁ TU VULVA?

Puedes ver la siguiente foto para ver cómo es tu vulva y aprender un poco sobre los diferentes aspectos de ella. Las vulvas vienen en muchas variaciones, formas y tamaños; todas completamente normales. Tienes que saber lo que es “normal” para ti. ¡No te dejes llevar por representaciones de los medios de comunicación como redes sociales en donde te muestran lo que es una vulva “perfecta”! Muchas mujeres se someten a cirugía para tenerla “bonita y joven”. Yo te digo… ¡no lo hagas! 

El término médico empleado para designar los órganos sexuales externos femeninos es vulva y está formada por:

  • El monte de Venus
  • Los labios mayores y menores
  • El clítoris
  • Los bulbos del vestíbulo
  • Las glándulas de Bartolino

Un aspecto importante para mantener tus partes femeninas en forma es haciendo ejercicio. Pero ¿sabes de qué tipo de ejercicio?

¿Por qué tener unos músculos pélvicos fuertes es importante?

Además de revisar tu vulva y entender lo que es normal para ti, necesitas centrarte en los músculos debajo de esta zona. Los músculos aquí determinarán si tienes fugas de orina al reír o toser.  El suelo pélvico y musculatura vaginal deben ser fuertes o estarás propensa a experimentar incontinencia así como problemas de Prolapso pélvico (órganos caídos).

Conforme pasa el tiempo, nuestras hormonas caen de manera natural, así como “la vida” puede debilitar estos músculos. Embarazos, sobrepeso, ejercicios mal hechos, sentadillas o pilates por ejemplo, además de ser sedentaria afectan a nuestros músculos del piso pélvico. 

Lo mejor que puedes hacer para mantener estos importantes músculos saludables es ejercitarlos. Y la mejor manera de hacerlo es a través de los ejercicios de Kegel. En el siguiente post te hablo sobre cómo hacer los ejercicios de Kegel y cómo saber si lo estás haciendo bien.

Con salud y cariño,

Vero Villalobos

 

 

Leave a reply