Ejercicios de Kegel

En el artículo anterior estuvimos hablando de cómo mantener un suelo pélvico sano y la mejor manera de hacerlo es haciendo los ejercicios de Kegel, y cómo te prometí ahora te platico de cómo hacerlos y cómo hacerlos bien.

Cómo hacer el perfecto Kegel y mantener tus músculos pélvicos fuertes:

Muchas mujeres no hacen ejercicios de Kegel de forma regular. Y muchas mujeres hacen los ejercicios de Kegel incorrectamente! ¿Y tú? (y ¿cómo puedes saberlo?)

Pregúntale a tu Ginecólogo para asegurarte durante tu examen anual.  ¡Este es el tipo de discusión que ya debes estar teniendo con tu Doctor!  Una prueba automática que puedes hacer es intentar detener tu orina cuando quieras hacerlo.

Si no puedes detener tu orina, los músculos de tu piso pélvico probablemente no estén tan fuertes como deben de estar. Ten en cuenta que esto no es una prueba que debes repetir muy seguido (y definitivamente NO HACERLO como una rutina de ejercicios) porque puede resultar todo lo contrario o darte una infección vaginal.  Haz inicialmente la prueba tu misma… y tal vez repetir en un mes si estás implementando los ejercicios de Kegel. Y luego Ponte a prueba con menos frecuencia después de eso.

Otra vez, hacer ejercicios de Kegel es importante para:

  • No tener fugas de orina al toser, estornudar y reír
  • Tus músculos pélvicos mantienen dando soporte óptimo a la vejiga, la vagina y el útero.
  • Tendrás más placer y orgasmos intensos.
  • Puedes mantenerte más activa.
  • La salud de tus vasos sanguíneos se mantienen saludables, así como tu flujo de sangre a los tejidos pélvicos vitales.
  • Aumenta la confianza en ti misma y autoestima para vivir tu vida plenamente.

Aquí te digo cómo hacer los ejercicios de Kegel perfectamente:

Visualiza tu cuerpo perineal, que es la región general entre la vagina y el ano. Levanta los músculo en una exhalación y siente cómo los músculos del piso pélvico suben y se contraen juntos.
Inicialmente, mantén presionado durante un conteo de tres. Eventualmente obtendrás un conteo de seis o un conteo de ocho. Y luego relájate.
Mientras estás sosteniendo tus músculos pélvicos, quiero que en la práctica continúes respirando normalmente y relájate, para no crear presión abdominal y sea contraproducente y trabajes contra tus esfuerzos.
Haz tres series de ocho, tres a cinco veces por semana.

¿Cómo saber si estás haciendo correctamente tus ejercicios de Kegel?

Una manera fácil de comprobar es poner tus dedos en el cuerpo perineal y conforme contraes el suelo pélvico hacia arriba,  debes sentir la subida. Idealmente, debes primero hacerlo acostada de lado, donde no estás poniendo ninguna presión abdominal sobre el suelo pélvico para que puedas relajarte y enfocarte en los músculos.

Ve la foto que te puse en el artículo anterior y te pongo aquí de nuevo.

Todas las vulvas vienen en diferentes formas, pero todas son hermosas y necesitamos nutrirlas para que prosperen. Una manera de nutrirlas es untando aceite de coco extra virgen orgánico, así como para la resequedad vaginal y todos los malestares que trae con esto.

Además de ayudarte a tratar la sequedad vaginal el aceite de coco siempre ha sido venerado por sus potentes propiedades antimicrobianos y esto lo podemos utilizar para hacer frente a los problemas de caspa, eczema y cualquier otro tipo de acción causada por las bacterias, virus y hongos.

Así que ten un cuidado especial para tu hermosas partes femeninas para que puedas vivir una larga y feliz vida sin tener síntomas embarazosos e incómodos

Quiero saber de ti,  ¿Qué síntomas tienes “allá abajo”? ¿cómo cuidas de ti?

Con salud y cariño,

Vero Villalobos

Leave a reply

Espera un segundo...

Suscríbete a mi newsletter

¿Quieres recibir contenido adicional? Déjame tu correo y estaremos en contacto