Las Dietas

Nuestra dieta se compone de lo que comemos. Hay muchos tipos de dietas. Una dieta saludable hace hincapié en frutas, verduras, granos integrales y leche sin grasa o baja en grasa y productos lácteos, puede incluir carnes magras, pollo, pescado, frijoles, huevos o nueces, es baja en grasas saturadas, grasas trans, colesterol, sal (sodio) y azúcares agregados.

Muchas personas siguen dietas específicas para perder peso. Algunas de estas dietas son dietas de moda o dietas estrictas que restringen severamente las calorías o los tipos de alimentos que se puede comer. Estas dietas raramente conducen a la pérdida de peso permanente y a menudo no proporcionan todos los nutrientes que tu cuerpo necesita. Para perder peso, necesitas utilizar más calorías de las que comes. Control de porciones es la clave. Al intentar bajar de peso, aún puedes comer tus alimentos favoritos mientras prestas atención al número total de calorías que comes.

¿No te parece increíble que a pesar de todo, siguen habiendo demasiados obesos, gente enferma y personas con diabetes?


 ¿No te parece muy extraño que una persona siga al pie de la letra una dieta en particular y luego la deje?


Algunas dietas, como la dieta vegetariana, no incluyen carnes. Otros, como la dieta mediterránea, describen un patrón de comer con un énfasis en comer menos grasa saturada que la mayoría de los mexicanos y/o estadounidense come.

¿Te has fijado que a tu amiga o amigo, le fue super bien con la dieta de la zona? ¿O con la dieta mediterránea? O con la dieta que menciones… y a ti ¿no te funciona igual?

Vivimos bombardeados de información acerca de lo que es una dieta sana y de los milagros que te harán perder kilos y kilos rápidamente, sin esfuerzo y cada año se publican miles de comerciales en la tele de artículos en revistas, periódicos y libros proponiendo una teoría nueva de comida saludable y “revolucionaria” que nos hará estar sanos milagrosamente. Hay aparatos, zapatos, ropa y ¡hasta pulseras! que prometen bajarte de peso.

Esto se debe a que existe la bioindividualidad que no es nada más que cada persona y cada organismo es diferente (aparte de que nos llenan de promesas falsas), lo que a ti te funicona perfectamente, a mí me puede hasta intoxicar, así de grave es el asunto. Por eso ves que tu amiga perdió 5 kilos con la dieta de la zona y tu solo perdiste 2 o ¡nada! O lo que es peor, te descompensaste tanto que te da anemia. Y no me malinterpreten, no tiene nada de malo la dieta de la zona, aunque no es mi favorita, hablo de las dietas en general y solo nombro algunas como ejemplo, pero cada quien reacciona diferente a todas las dietas.

Por eso es mejor escuchar a nuestro cuerpo, aprender a ver qué es lo que nos hace daño, lo que no, lo que nos inflama o no, y hacerlo de la mano de personas con experiencia y que nos van a dar exactamente lo que estamos buscando y que es adecuado y perfecto para nosotros, en base a nuestras necesidades, nuestro estilo de vida y las metas que queremos lograr.

La comida saludable se obtiene combinando ingredientes de buena calidad y aptos para ti y tus necesidades específicas. El enfoque de la Nutrición Integral significa ver cómo todas las áreas de tu vida se conectan y afectan tu salud. 

Como te dije anteriormente, se basa en la bioindividualidad de cada persona.


Así es que ya lo sabes, no trates de hacer una dieta baja en calorías, dietas milagrosas, ni comprar productos milagro, mucho menos hacer la dieta de tu amiga, de tu cuñado, de tu mamá, porque cada cuerpo y persona son distintos. Busca consejo de un experto en salud y nutrición integral para que te ayude a buscar lo que más se adecúe a tus necesidades y estilo de vida.

O llámame y platicamos, si tienes alguna duda, con gusto te explico.

Un abrazo!


Leave a reply

Espera un segundo...

Suscríbete a mi newsletter

¿Quieres recibir contenido adicional? Déjame tu correo y estaremos en contacto