¿Cómo comer de todo en Navidad sin pasarme?

¿Puedo comer de todo? ¿Es en serio? ¡Claro! ¡Se trata de disfrutar, de gozar, de ser felices y no restringirse! Te tengo unos tips infalibles para que disfrutes sin culpas y libremente, pero asegúrate de seguirlas al pie de la letra:

ANTES DE LA CENA:

  1. Desayuna y come ligero, no te pases, come muchas verduras y fruta, no te saltes ninguna comida, no elimines ninguna y tampoco quites ningún macro nutriente: proteina, grasa, carbohidrato. Solo come moderado y aumenta las verduras.
  2. HIDRATATE, toma mucha agua natural y si puedes además tomar un jugo verde mejor, éste te va a hidratar, te llenará de energía y te dará vitaminas y minerales que necesitas para el día y la noche en la cena.
  3. No te estreses por ver que te vas a poner, por si el pavo se te va a quemar, que porque hay que estar listos a tal hora y parece que nadie se mueve, porque vas a comer mucho y no quieres engordar, por si el tráfico, por si te van a regalar lo que quieres, por si el primo incómodo, etc., ¡tranquila, tranquilo! Respira profundo y no te adelantes, el estresarte va a traer solo eso precisamente: lo que no quieres que pase. Así es que relájate, vive el momento, arréglate con tiempo, prepara la comida con tiempo, los regalos, etc. Prepara todo para que en el momento todo fluya y disfruta.

DURANTE LA CENA:

Come TODO, sin culpas, sin restricciones, solo consciente y con inteligencia, de la siguiente manera:

  1. Destina un porcentaje a cada tiempo de comida, ejemplo: 20% botanas 70% cena 10% postres
  2. Elige en cada tiempo de comida PRIMERO lo que te va a dar nutrición, comida real, ejemplo: en botanas hay quesos, carnes frias, galletas integrales y panecitos para untar, papitas, nueces y frutos secos. Elige primero comida real: jamon, queso, nueces y al final galletas, pan y papitas. Se acabo tu 20% ahora la cena, elige primero la ensalada, verduras, el pavo o la pierna, el picadillo, el bacalao, despues y al final el pan, el espaguetti. Primero comida de alta calidad y real, la que te va a aportar nutrición. Terminaste y sigue el postre, PRIMERO pregúntate: ¿me cabe? ¿Estoy bien? Si me lo como ¿me va a traer un bien? ¿O es solo antojo? SEGUNDO, sin culpa y si todo esta bien, come tu 10% de postre.
  3. No te estreses, el cortisol es la hormona del estres y uno de sus efectos positivos es huir de los peligros que se van presentando en tu vida: cierra el metabolismo y eleva tu azucar en sangre para que tengas energia y poder huir de ese peligro y se acelera la presion arterial. El problema viene cuando el estres ya es cronico y ya no huyes de nada, uno de sus efectos negativos es, que no te permite bajar de peso, que te “engorda” hasta el agua, porque todo el tiempo estamos pensando en si vamos a comernos esa papita o esos cacahuates nos va a engordar, comemos con culpa, entonces estresas a tu cuerpo y mente, el cortisol se vuelve a elevar y efectivamente vas a engordar o te va a caer mal la comida y lo peor, ni disfrutaste bien por estar pensando en que te va a engordar.
  4. Alimentacion Consciente, como es eso? Mastica hasta que el alimento se haga agua, deja los cubiertos en la mesa entre cada bocado, saborea, huele, observa tu alimento, degústalo, no lo tragues, disfrútalo.
  5. Disfruta a tus seres queridos, quédate en el presente y no en el futuro: ¿que vamos a cenar? Que me iran a regalar? Mañana de seguro estaré inflamada, no, no me va a cerrar el pantalón… ¡¡disfruta el momento!! Los proximos 10 minutos todavia no llegan, mañana tampoco, tienes hoy, tu momento es el ambiente, el lugar, el clima, la gente, la comida de ¡¡ese instante!! ¡Disfruta!
  6. HIDRATATE. Si, hay vino y quieres tomar, está perfecto, hazlo, con responsabilidad claro, pero SIEMPRE antes y despues de cada vaso o copa, toma agua natural.
  7. SIEMPRE SIEMPRE SIEMPRE hay ensalada, come ensalada, ¡¡es libre!!

DESPUES DE LA CENA

  1. Toma agua de coco y jugo verde para REHIDRATARTE. Perdiste muchos minerales con la bebida en la cena, por lo que será necesario reponerlos. El agua de coco  y el jugo verde son los mejores para lograrlo y trabajan como “suero” en tu cuerpo.
  2. Come ligero, muchas verduras y fruta para recuperar tu energía, llenar a tu cuerpo de vitaminas y minerales y compensar la pesadez de la noche anterior.
  3. Regresa a tus hábitos saludables, la noche del 31 de diciembre, volverás a hacer lo mismo.

¿Qué te parecen estas sencillas herramientas? Están muy fáciles de seguir, sólo recuerda: ¡RESPIRA, VIVE EL PRESENTE, DISFRUTA! De hecho, puedes aplicar estos tips para cualquier otro evento, no solo Navidad 😉

Con salud y cariño,

Vero Villalobos

Leave a reply